VASECTOMÍA: CONTROL DE LA PATERNIDAD

Desde hace muchos años la planificación familiar ha estado en manos de la mujer, quien mediante diversos métodos anticonceptivos ha mantenido el control de natalidad. Sin embargo, en los últimos años los hombres han comenzado a adoptar un rol más protagónico en el tema, pues si para el 2010 se realizaban 7 mil vasectomías, para el 2017 esta cifra aumentó a más de 23 mil, según información proporcionada por el Ministerio de Salud a través de la Ley de Transparencia.

Un método rápido, ambulatorio, menos costoso y por sobre todo mucho más eficiente que una ligadura de trompas en la mujer tal como lo explica Doron Vantman, Urólogo en la Unidad de Medicina Reproductiva de nuestro Centro, “una vez realizada la vasectomía podemos ver mediante un espermiograma si esta fue efectiva o no, lo que no podemos hacer con la mujer”.

Una cirugía ambulatoria mínimamente invasiva, donde se realiza una incisión en el escroto de 5mm y con una técnica que se llama “sin bisturí”, donde el paciente se va a su casa y al día siguiente puede ir a trabajar.

“Es un método anticonceptivo permanente en el hombre, en el cual, se cortan los conductos deferentes que son los encargados de llevar los espermatozoides desde el epidídimo al eyaculado, el que en un hombre representa un 98% de líquido, y solamente un 2% de espermios, por lo tanto al cortar estos conductos no va a cambiar nada en el paciente, sólo es que no tendrá espermatozoides”, nos cuenta el doctor Vantam.

Si bien cualquier hombre puede someterse a esta cirugía, los expertos en salud recomiendan siempre que el paciente cumpla ciertos requisitos como estar seguro de la decisión que tomará, de no tener un niño enfermo o si está recién divorciado (debido a que en la mayoría de los casos encuentran nueva pareja y quieren tener hijos en común). “La vasectomía se puede revertir, pero uno no debe hacérsela pensando en revertirla. En cuanto a la eficacia durante los primeros 10 años post vasectomía tiene un éxito de 70% de reversión, si es que son más de 20 años ese porcentaje baja año 20%. Ahora hay que dejar en claro que si bien en la eyaculación no saldrán espermatozoides, ese paciente siempre tendrá espermios es sus testículos, los que se podrán extraer y realizar un procedimiento de fertilización asistida”, puntualiza Vantam.

En nuestro Centro, contamos con profesionales que realizan esta cirugía, sin embargo, lo hacen en las Clínicas donde trabajan. Si deseas concretar una cita o saber más respecto al tema, no dudes en comunicarte con nosotros, donde te guiaremos y aclararemos tus dudas.