Pese a que cada vez hay más familias lesboparentales, también hay infinitas dudas, desconocimiento y falta de información sobre los procesos y técnicas de fertilidad. Pero este desconocimiento ha llegado a su fin, aquí te presentamos una pequeña guía respecto a los tratamientos más adecuados y el acceso al Banco de semen.

 

Durante las últimas décadas en nuestro país, los tipos de familia se han diversificado dejando atrás el “modelo de familia” tal y como se conocía y que comprendía un padre, una madre y sus hijos. Hoy vemos familias conformadas por madres sin pareja y mujeres lesbianas, quienes con el mismo amor deciden iniciar su camino a la maternidad.

En este sentido, la Reproducción Asistida juega un papel importante, permitiendo a mujeres sanas (sin problemas de fertilidad) convertirse en madres mediante la Inseminación IntraUterina (IIU) o Fecundación in Vitro (FIV), ambas con semen de donante.

¿Qué es la Inseminación Intrauterina (IIU)?

Se conoce como Inseminación Intrauterina (IIU), al proceso mediante el cual se introduce muestra espermática capacitada en el interior del tracto reproductivo de la mujer utilizando métodos que no implican la realización de ningún acto sexual.

Es el procedimiento de Reproducción Asistida menos invasivo que existe actualmente y suele ser el primer método de concepción tenido en consideración por aquellas parejas lesbianas que no sufren ningún problema de infertilidad.

La inseminación en parejas lesbianas funciona exactamente de la misma manera que en el caso de parejas heterosexuales que desean tener hijos, la diferencia existe en que ellas optan al Banco de Semen.

En nuestra Clínica no existe ningún impedimento para que parejas homoparentales inicien su tratamiento de fertilidad, no se les exige ninguna documentación como pareja, sólo nos enfocamos en que quién tome la decisión de someterse al tratamiento esté apta médicamente para el proceso.

Banco de semen

En la Clínica contamos con un Banco propio de semen donde la donación es 100% anónima, del cual nuestras pacientes podrán elegir ciertas características fenotípícas de su donante, para asimilar las propias como: contextura física, peso y altura, color de piel, color de ojos y cabello.

Todos los donantes pasan por un arduo proceso de evaluación y selección. Se confecciona su historial clínico, analizando sus antecedentes médicos, personales y familiares y se les realiza evaluaciones médicas con exámenes específicos y evaluación psicológica acorde.

Agenda con nosotros tu primera consulta para una evaluación médica. En nuestra Clínica ¡Te esperamos con los brazos abiertos!